Asociación Cultural Araseventos
  Hogar de Aras
 


------------------------------------------------------------------------

Recopilación de Datos Historia del Hogar de Aras.

El Hogar de Aras es una sociedad cultural que nació en 1950 después de unas fiestas Patronales, en aquella época, se celebraban a primeros de septiembre, del 1 al 10.

Peña-la-Esperanza

Un grupo de areños y veraneantes, que formaban "Peña La Esperanza", concibieron la creación de una sociedad que les mantuviera unidos e informados en la capital de Valencia, proyectando la imagen del pueblo que tanto amaban hacia el resto de valencianos. Aquella Junta se celebro en los locales de la Colonia Titaguense, con domicilio en la calle Serranos  donde tuvo la primera reunión, despues sería calle Gil Polo Nº 3 de Valencia,  para crea  la Peña de Aras que se llamo al principio. Pasado un tiempo, y habiendo echo varias gestiones por algunos miembros de la Peña, se hace una junta general con los estatutos constituidos el 3 de junio de 1951 con el nuevo nombre de la sociedad, llamada Hogar de Aras,  no había una marcha ascendente, se tomo la iniciativa de hacer una comida de hermandad en los locales de la Sociedad de Ganaderos situada en la calle Convento Santa Clara Nº 12 de Valencia, donde acudió el Presidente de la Diputación Don González Martín. Ese día ya empezó ha aumentar el numero de socios del Hogar de Aras. De  aquella Junta  fueron: Dr. Salvador Roda Soriano, Baltasar Sebastián Cubel, Sebastian, José Antonio Aucejo Sebastián, Miguel Gálvez Pérez, Ramón Sánchez Andrés, Ezequiel Polo Marques, Jesús Andrés Andrés, Cristóbal Sánchez Gálvez, Nicolás Santafé Polo, Bernadino Alba Sebastián, José Meredo Jorda, Francisco Pérez Vea, Emilio Sancho Pérez, Blas Gijón Linares, Elíseo Sánchez Algarra, Vicente Gimeno Ferrer, Evelio Teruel Sánchez, Rafael Iborra Soler, Pascual Soriano Polo y  Antonio Polo Pérez.

Presidentes del Hogar de Aras.

1- D. Salvador Roda Soriano. Del 1951 a 1952.

2- D. Baltasar Sebastián Cubel. Del 1952 a 1958.

3- D. Blas Gijón Linares. Del 1958  a 1959.

4- D. José Antonio Aucejo Sebastián. Del 1959 a 1961.

5- D.  Miguel Gálvez  Pérez. Del 1961 a 1966.

6- D. Antonio Pérez Polo. Del 1966 a 1976.

7- D. Manuel Collado Banacloche. 1976 a 2006

8- D. Rafael Sánchez de la Concepción. Del 2006

Sabemos que hay muchos fundadores y socios que sin ocupar cargo alguno podrían también hablar largo y tendido de este hogar, pero la lista sería larguísima y por eso, desde estas líneas, les rogamos nos disculpen. Y a los fallecidos que Dios los tenga en el mejor lugar de los privilegiados.

Aras de Alpuente - Santa Catalina estampa 1954

Detalle de esta estampa  recordatorio editada en 1954 con motivo de la fiesta religiosa en honor a Santa Catalina Mártir, patrona de Aras de los Olmos, entonces denominado Aras de Alpuente, celebrada el 28 de noviembre por el Hogar de Aras en la Real Capilla del Convento de Monjas de Santa Catalina de Valencia.

De aquella inicial Junta Directiva fundadora pocos socios quedan, desgraciadamente. Hacer un recuerdo especial a D. Adolfo Cámara, ya fallecido, por sus publicaciones referentes al Hogar de Aras. Pero aún tenemos un socio que es la memoria histórica de nuestro Hogar, don José Antonio Aucejo Sebastián. El es el referente de cariño, sacrificio y empeño por mantener 61 años viva nuestra sociedad, aunque ya mayor, se emociona mucho cuando se habla de Aras.

Recopilando datos nos llamo mucho la atención este comentario hecho por D. Baltasar Sebastián:  ”Yo particularmente, he hecho por el Hogar todo lo que he podido, aunque yo no soy natural de Aras de Alpuente, he pasado, desde que tenía cinco años, los veranos allí y mi corazón está con Aras y con mi querido Hogar de Aras”.

Hogar-de-Aras-1954

Comentario de Mª Francis Sebastián:

“Me acuerdo mucho de mi padre que después de terminar su tarea laboral llegaba a altas horas de la noche a casa después de las juntas. Llevaba al pueblo y al Hogar en su corazón. Si viviera hoy en día y viera las veces que nombran a su pueblo en la información del tiempo en canal 9 se emocionaría muchísimo. Allá donde este (seguro que es un sitio bueno), se que lo estará viendo y estará alegre y orgulloso de Aras. “¿Que tal la fiesta de nuestra Patrona?, os tuve en el pensamiento, haber si otro año me desplazo a pasarlo con vosotros”. Un fuerte abrazo”.

Tuvieron su primer local en alquiler en la Calle Poeta Badén Nº 4, más tarde pasaron a compartir local con la Colonia Titaguense hasta que se trasladaron al local sito en la Calle Cuarte Nº 30, donde todos los días estaba abierto, había mucha asistencia de socios, sábados, domingos y festivos, era el centro de reunión de los Areños y simpatizantes para bailar al ritmo de la orquesta que había en el hogar, en estos años el Hogar de Aras era una de las tres casas u hogares de reunión más importantes de la Comunidad Valenciana.

Más tarde se compro el local social propiedad del Hogar de Aras enclavado en la calle Derechos Nº 29, en su segundo piso. Era un amplio espacio de más de doscientos metros cuadrados en donde había diversas dependencias. En la actualidad la sociedad está situada en Burjassot en la calle Dr. Moliner, 8, en donde la directiva del Hogar vio la mejor opción tanto por el local, una planta baja amplia y debidamente equipada, como por la localidad, en el camino a Aras y residencia de muchos Areños que viven y trabajan en Valencia o cercanías. Aunque el mayor número de los socios viven en Valencia, y algunos de estos no lo vieron con buenos ojos el cambio a Burjassot.

Antes de celebrar sus Bodas Plata en el año 1976, el Hogar de Aras ya tenía una histórica trayectoria en Valencia, habiendo inaugurado sus propios locales después de haber residido en dos locales anteriores sin contar la amable acogida que recibió por parte de la Colonia Titagüense y cuyo inicio oficial  se fraguó en sus locales.

Hoy en la actualidad la Colonia Titaguense, comparte local con el Hogar de Aras en Burjassot.

El origen de el Hogar Aras  hay que buscarlo en una época en la que cuando se salía de la tierra que le vio a uno nacer suponía un gran  esfuerzo volver, por las deficientes comunicaciones que imposibilitaban el viaje, dejándolo en el mejor de los casos para el periodo vacacional y no siempre. Esto era al principio algo elitista porque muchos de los emigrados no podían permitirse el lujo de pagar la cuota ni disponían de tiempo para dedicarse a actividades lúdicas, estando formado el cuerpo social principalmente por personas residentes en Valencia con intereses económicos en su lugar de origen, por universitarios que iban a estudiar la carrera y que en su casa les podían costear todo lo que ello acarreaba, pero también los había que con gran esfuerzo económico se hacían socios para “matar el gusanillo”, tratando de suplir la añoranza de estar lejos al desconocer cuando iban a poder regresar aún a sabiendas de que solo sería por unos días.

El desarrollo fuerte de Hogar de Aras llegó con el sistema actual de libertad de asociacionismo. Es decir, los socios de verdad que para lo único que estaban allí era para engrandecer su tierra, que  no es poco, aportando desinteresadamente  trabajo, esfuerzo, desvelos y tiempo, involucrando en esta tarea a la familia.

Las actividades externas que realizan son de las más diversas y buscan la participación de su cultura en el lugar de residencia. Quizá la más importante sea la de la promoción del pueblo de  Aras de los Olmos. Casi siempre, a través de las fiestas de Santa Catalina. Otras actividades comunes en todas ellas de cara a la proyección exterior son conferencias, excursiones promocionando su lugar, presentación de libros, semanas culturales, poesía, y ya en plan multitudinario romerías, matanzas, certámenes, actuaciones teatrales, corales, venta de productos de la tierra.

Respecto a las actividades internas, pensadas únicamente por y para los socios tenemos los juegos de mesa de cartas, domino, bailes, costura, manualidades, etc. Las obligaciones legales penalizan cada vez mas los trabajos administrativos de los directivos para poder estar en regla de cara a los Ayuntamientos donde radican, cada vez mas exigentes en la documentación, y también de cara a los socios a los que hay que rendir cuentas cada año, en definitiva ha aumentado el papeleo en todas sus vertientes.

El Hogar se financia con las cuotas de los socios, por unos alquileres, por la explotación de los locales, y por el beneficio que puedan producir las actividades de excursiones y loterías. Un capítulo importante son en algunos casos las subvenciones que reciben algunas  asociaciones, no es el caso del Hogar de Aras.

El futuro a largo plazo de estas asociaciones es incierto pues la edad media de su cuerpo social es alta y sus hijos al hacerse mayores se desentienden de ellas porque, no lo olvidemos, son nacidos en Valencia y no les “tira” la tierra de sus padres como para dedicarle tiempo y dinero. Por otra parte, como pasa en la mayor parte de las asociaciones sin ánimo de lucro o interés político, las personas de la directiva siempre son las mismas porque no existe relevo generacional y a lo sumo, utilizando un símil agrícola, quedan en barbecho en una legislatura, pero vuelven a la siguiente porque el corazón les puede cuando algún puesto se va a quedar sin cubrir por falta de compromiso de los demás.

Con este trabajo hemos querido romper una lanza a favor del  Hogar que tanto hacen por la promoción de la cultura de cada rincón de Aras. Cuando veamos una actuación de su grupo o desarrollando cualquier otra actividad, respetémosla porque debemos de saber que hay detrás mucho trabajo desinteresado y no pensemos de forma simplista que es “algo folclórico”. Muchos se consideran orgullosos de poder tirar de este “carro”.

La revista, es un gasto importante y que tiene un gran significado pues es el vehículo de comunicación con los socios que por distancia del Hogar no acuden con asiduidad y así de esta forma pueden estar informados de las actividades que se programan y que son una de sus razones de ser. La junta directiva se considera gratificada, y lo considera un éxito, al ver que los esfuerzos de organización que llevó a cabo han sido coronados por la existencia, salvando los problemas habidos. Y el Olmo, es la forma de destacar aquellas personas que dedican  parte de su tiempo a fomentar cualquier actividad  cultural, o realizar trabajos para realzar el nombre del pueblo de Aras de los Olmos, sin ningún interés económico para quien lo realiza.

Es una recopilación de datos de la Historia del Hogar de Aras.

Fernando Pérez. Araseventos.
-------------------------------------------------------------------------------

Entrevista a Don. Baltasar Sebastián Cubel.  Hecha en noviembre de 1976. En el 25 Aniversario del Hogar de Aras.

 B-Sebastianjpg

Hogar de Aras


       
Me encuentro delante del segundo Presidente que tuvo el Hogar de Aras. Don Baltasar Sebastián Cubel, al cual empezamos a formularle la primera pregunta.

Don Baltasar, como uno de los fundadores del Hogar Aras, díganos  ¿Cómo nació?

 El Hogar  se fundo  en una reunión  de amigos en Aras de Alpuente en donde algunos veraneábamos y otros residían. Éramos siete u ocho y en aquella ocasión decidimos hacer en Valencia, por cierto en la Colonia Titaguense que nos presto sus locales, una reunión  o junta para crear la Peña de Aras que se llamo en su principio y que luego en la primera junta general ya constituida la Sociedad se cambio por el nombre de Hogar de Aras.

Para esta primera junta se hizo un llamamiento a aquellas personas que creíamos muy vinculadas al pueblo de Aras y que podían ayudarnos a crear  la Sociedad. A esta primera reunión acudió bastante gente, para conseguir un número sustancioso de socios, pero hubo más promesas que realidades; aunque no obstante se llevo a efecto. Hicimos dos o tres reuniones allí  y como aquello no llevaba marcha  ascendente, acordamos un día hacer una comida de hermandad de todos los que íbamos por Aras en un local de la calle Convento Santa Clara perteneciente  a una Sociedad  de Ganaderos a la cual conseguimos, incluso, que asistiera el presidente de la Diputación que  entonces era Don González Martin. Aquella comida de hermandad ya tuvo un aspecto más esperanzador por los propósitos del Hogar. A raíz de esto ya se reunió  una cierta cantidad, no ideal, pero si la suficiente para empezar a andar. Tuvimos otra reunión en este local para elegir  una Junta Directiva, que siendo la primera, quedó presidida por el Dr. Roda Soriano, pues debido a los cargos que ocupaba y a su personalidad, quedo elegido por los socios. Yo ocupe la tesorería  y a los dos años fui elegido presidente, ya que el Dr. Roda Soriano creyó conveniente el abandonar la presidencia ya que sus múltiples actividades profesionales le obligaban a estar  muchas veces ausente  en la marcha del hogar, aunque en calidad de socio siguió hasta poco antes de fallecer.

Mi presidencia duró  alrededor de seis años, hasta el extremo en que se me hizo un homenaje, que se celebro en los Viveros Municipales y del cual se hizo un extenso reportaje a cargo de Adolfo Cámara que lo publicó.  Yo no lo merecía, pues no hacia otra cosa que dar rienda suelta y afianzar mi ilusión interna y subjetiva.

Como todos nos cansamos de las cosas llegó el momento en que tuve que dejar la presidencia y me sucedió  Don Blas Gijón al cual propuse.

Yo continué asistiendo al hogar igual que antes.

¿Qué  actividades se llevaron a cabo durante su presidencia?

Pues se intento siendo yo Presidente, varias cosas,  como sesiones  de cine, teatro y algunos deportes para lo que se nombró un ponente el cual a través de organismos oficiales intentó la creación de unos equipos de baloncesto, fútbol, etc. Organismos en dos o tres ocasiones tiros al plato en Aras pues el pichón  ya resultaba caro y la Sociedad no tenía medios económicos suficientes para su compra debido a esta carencia de fondos se decidió el organizar bailes familiares dando unas recaudaciones sustanciosas  que poco a poco, con la ayuda de los socios lograron al fin la compra del local social actual.

La historia  del hogar  puede resumirse en la buena voluntad de un puñado de hombres. Yo, particularmente,  he hecho por el Hogar todo lo que he podido. Últimamente, cuando el Hogar  ya tenía su local propio, me  di el retiro en las actividades. En fin, si la Corporación de Aras de Alpuente nos hubiera ayudado, no en  la persona del Alcalde, sino toda la Corporación, hubiéramos podido hacer muchas cosas más y así  de ese modo haber devuelto esa ayuda al pueblo promocionándolo, aunque esto  último lo hemos hecho  y continúa haciéndose a pesar de todo.

Aunque yo no soy natural de Aras de Alpuente, he pasado, desde que tenia cinco años, los veranos allí  y mi corazón está con Aras y con mi querido Hogar de Aras.

¿Cómo definiría  usted el espíritu que hizo nacer el  Hogar de Aras?

   Me gusta que me haga esa pregunta. Hace unos veinticinco años la vida se desarrollaba en otros ambientes a los actuales y naturalmente los primeros componentes del Hogar  buscaban  la fraternidad continuada de todos los hijos de Aras en Valencia y de numerosos simpatizantes, pero ese espíritu ha ido evolucionando como han evolucionado los tiempos. Lo que en su momento se pretendía fuera el cobijo de todos los arenses y amigos de Aras que en sus tertulias hablaban del pueblo, que todos quieren indiscutiblemente, ha ido desapareciendo, pues hoy se vive como usted sabe, de manera individualizada y cuando se dispone de unas horas o días libres se marchan a cualquier parte o a Aras porque hoy en día casi todos disponemos de las cuatro ruedas y este fenómeno es uno quizá, de los inconvenientes mayores que tienen este tipo de sociedades en la actualidad para congregar a la gente. Ahora solo les ata el cariño que siguen teniendo por el Hogar.

¿Recuerda alguna anécdota durante su presidencia?

Pues no recuerdo alguna en estos momentos, pues son muchos años de vivencia y la verdad la memoria falla.

Muchas gracias por estas declaraciones.

A usted y al Hogar de Aras.

------------------------------------------------------------------------------------

 

Entrevista a Don. Blas Gijón Linares.  Hecha en noviembre de 1976. En el 25 Aniversario del Hogar de Aras.

Hogar de Aras

                  Hogar de Aras 1951Don Blas ¿Es usted natural de Aras de Alpuente?

Pues no, soy de Valencia, aunque  me atan  a Aras lazos familiares.

¿Perteneció al grupo fundador  del Hogar de Aras?

Pues si pertenezco al grupo fundador y fui  colaborador con otros amigos que teníamos vínculos con Aras.

¿Cuántos años estuvo como Presidente en el Hogar de Aras?

Pues no recuerdo exactamente pero creo que estuve dos años.

¿Qué impresión causó  en Aras la creación de un Hogar en Valencia?

Pues yo creo que muy buena, pues los vecinos de Aras tenían necesidad de disponer  de un sitio donde reunirse en la capital, donde pudieran hablar, reunirse y jugar a partidas en guiñote, chinchón, etc, que dicho de paso yo nunca he sabido jugar, pero eran sus aficiones. Esto suponía una prolongación de Aras de Alpuente en Valencia.

¿Fueron  muy difíciles los comienzos del Hogar?

Si fueron muy difíciles, sobre todo para  el primer presidente y sus colaboradores, pues en realidad era que sin medios económicos, sin nada, era muy difícil fundar esta Sociedad sin la ayuda de esos primeros colaboradores.

¿Durante su presidencia que actividades se llevaron a cabo?

Pues procuré seguir  el camino de los fundadores con el que verdaderamente estaban contentos todos los socios y deseaban que viniera funcionando como hasta entonces.

¿Había colaboración entre los  socios y la Directiva?

Si,  pues  todos  los socios fundadores y nuevos socios,  recuerdo ahora pues hace tanto tiempo, colaboraban pues era todo unión. Luego he venido observando que los nuevos  miembros del Hogar han tenido que darle otro carácter, otra forma de funcionar, que lo han llevado adelante, de lo cual me congratulo enormemente, porque mantener una sociedad en estos días y en Valencia sin miedo y sin casi colaboración, es una misión muy  plausible. Yo en aquellos años la realizaban lo mejor que podía, pero he visto que habido miembros que se han sacrificado y han colaborado mucho más y que están manteniéndolo y esto lo considero muy importante.

¿Qué le diría usted a la generación futura heredera del Hogar?

Pues le diría a esa juventud que persista  en todo lo que han venido realizando, cambiando lo que sea necesario para la continuidad del Hogar, porque los mayores ya no tenemos más misión que seguir la marcha de los demás. Nosotros los fundamos, lo realizamos y lo llevamos a efecto y ahora la juventud quien debe regir los destinos del Hogar con arreglo a lo que interese a la Sociedad y a los socios. Hasta la fecha va por buen camino y yo deseo que este se prolongue muchos años más.

Por último, ¿Recuerda alguna anécdota durante su presidencia?

Pues hay muchas anécdotas, pero de la única que recordaré siempre es que antes de las juntas era imprescindible la partida de cartas y como yo nunca he sabido jugar.

Muchas gracias por sus palabras y hasta el día veintiocho.

   A usted, y un saludo a todos los socios.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Entrevista a Don. Jose Antonio Aucejo Sebastián.  Hecha en noviembre de 1976. En el 25 Aniversario del Hogar de Aras.

Hogar de ArasD-Jose-Aucejo   Tengo ante mi al ex-presidente y actual tesorero del Hogar de Aras  don José Aucejo, que se a prestado gustosamente a responder a mis preguntas.

¿Cuánto tiempo estuvo como  Presidente en el Hogar?

Dos años, de 1959 a 1961.

¿forma usted parte de los fundadores?

Pues practicamente se puede decir que su nacimiento se debe a las fiestas “Gordas” del año 1950. Entonces, reunido un grupo de amigos residentes casi todos ellos en Valencia, en el pueblo de Aras, pensaron que sería oportuno una agrupación que procurara no faltara nunca el apoyo para poder realizar siempre las Fiestas de Aras.

Entoces esa agrupación, hoy Hogar de Aras ¿Pretendía ser una embajada de Aras de Alpuente aquie en la Capital?

Realmente no. En principio no era esa la idea, pero las cosas nacen,  van creciendo y se complican, y esa complicación es que abría nuevos horizontes y daba oportunidad para la hermandad, la reunión y aquellos tiempos en que constituir un ente de agrupación noera sencillo, ya que había diversas trabas legales para ello, pues hubo que crear unos proyectos de estatutos y dar fundamento a estos estatutos. Entonces las cosas se fueron complicando hasta crear una entidad que fuese representación del pueblo en la Capital, hermanando a todos aquellos  que habiendo salido de Aras se encontraban en Valencia o sus alrededores.

Para realizar  esas actividades necesitaban un local social ¿Cuál fue ese primer local?

Pues el primer local fue prestado . nuestras primeras reuniones se hicieron en la Colonia Titaguense “Rojas Clemente” en la calle Serranos. Alli  se hicieron un par de reuniones, la primera con motivo de recibir adhesiones y la segunda para discutir el proyectode Estatutos  que debía de remitir a la autoridad para que lo aprobase.

Durante  su presidencia ¿Cuáles fueron las actividades más destacadas que se llevaron a cabo?

Pues yo llegue a la Presidencia de la Sociedad en momento en que esta ya estaba consolidada, pues fue en el año1959 y ya llevábamos nueve años de vida. Tenía un local que si no era de su propiedad podia llamarse propio, pue lo disfrutaba con todos sus accidentes, y digo lo de accidentes porque en mi presidencia se presentó un accidente físico que nos obligó a desalojar el local. Eso fue un problema, pues nos quedamos prácticamente sin Local Social. Se hicieron diversas gestiones y la suerte nos acompañó y encontramos un local disponible en la calle de Cuarte que en el aspecto económico nos resultaba muy gravoso y sin embargo fue el motivo de lanzamiento económico de la Sociedad.

¿Recuerda usted alguna  anécdota durante su presidencia?

Pues, en este momento no recuerdo nada de que sea gracioso ni digno de señalar.

Es fácil que la memoria falle a las 12,30 de la madrugada que es a la hora en que estamos realizando esta entrevista, pues el cargo de tesorero y puntal decisivo de la Junta Directiva del Sr. Aucejo no deja tiempo libre para recordar pasadas anécdotas, aunque el lector sabrá que hay muchas y muchas que contar como también se preguntará del futuro del Hogar ¿Cómo lo ve usted Sr. Aucejo?

Soy de espíritu optimista en ese sentido, el Hogar tiene asegurada supervivencia, ahora, esto está hipotecado a que hayan sucesivas generaciones que lo sucedan.

Muchas gracias por haber contestado a mis preguntas.

 
  Hoy habia 82001 visitantes (140198 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
TITLE>PRINCIPAL